3 formas de comparar seguros antes de contratarlos
Coberturas y Seguros, Compañias de seguros

3 Formas de aprender a comparar seguros

Como todo el mundo sabe, hoy día contratar un buen seguro, ya sea para nuestro hogar, nuestro vehículo o negocio, es algo necesario, sino obligatorio por ley. Pero ¿cómo lo hacemos para ahorrar tiempo y dinero? En este post os vamos a hablar sobre cómo aprender a comparar el precio y condiciones de un seguro.

Contratar un seguro puede convertirse en algo difícil y complicado si no se tienen los conocimientos básicos para hacerlo con ciertas garantías. Si no prestamos atención a ciertos detalles puede que al contratar un seguro éste nos cueste más dinero de la cuenta, o lo que es peor, tener pocas coberturas o no las que necesitemos esencialmente. Es especialmente en este último caso, cuando más dolores de cabeza nos pueden dar. No  hay nada peor que necesitar las prestaciones de un seguro y darte cuenta de que por no prestar atención a las coberturas contratadas, éste no nos va a servir de nada y no solo habremos malgastado el dinero de la póliza sino que además tendremos que hacer frente al imprevisto causado de nuestro propio bolsillo.

No hay nada peor que contratar un mal seguro: nos cuesta dinero y dolores de cabeza

la gente inteligente compara antes de comprar, especialmente en un sector tan competitivo como el de los seguros

Comparar es de listos!

Lo más importante a la hora de contratar un seguro: comparar

Puede parecer algo básico hoy día, ya estamos más que acostumbrados a comparar los precios de todo lo que necesitamos antes de comprar, bien usando internet, bien por métodos más tradicionales. A la hora de comparar un seguro, sea cual sea el tipo de seguro que necesitamos, es muy importante comparar precios, coberturas y condicionantes.

Vamos a ver tres formas fundamentales de comparar una póliza de seguros.

1.- Usando comparadores online. Hoy día todas las aseguradoras disponen en su web de un comparador de seguros online. En ellos, introduciendo una serie de datos básicos, en unos minutos podemos tener una estimación del precio de nuestro seguro. Es importante que estemos atentos a algunos datos fundamentales. Por ejemplo:

    • Mientras más datos introduzcamos mejor. Existen plataformas que nos piden muy poca información como para que el precio resultante pueda ser válido. El ejemplo más claro de esto se da en los seguros de hogar. Para la confección de éste tipo de seguros es muy importante ser muy detallistas con el contenido que vamos a asegurar, como por ejemplo si tenemos en casa electrónica de última generación, en el precio de nuestra póliza va a influir mucho la fecha de compra de esos elementos, la marca y características, el precio de compra de los mismos, etc. Igual si tenemos en el hogar joyas, plaza de garaje, elementos de seguridad privada, etc.
    • Tenemos que ser sinceros con los datos que aportamos. Especialmente se aplica a los comparadores de seguros de coche. Número de kilómetros que realizamos al año, extras con los que cuenta el vehículo, etc. Son datos importantes que influyen en el precio de nuestro seguro, y sobre todo en el condicionado final de la póliza. En caso de siniestro no podremos reclamar nada si la compañía alega que desconocía ciertas características de nuestro vehículo.

Muchos comparadores son solo instrumentos de las compañías para conseguir nuestro teléfono para que posteriormente un agente comercial nos llame y trate de convencernos de contratar sus productos.

2.- Por teléfono. Alguien podría decir que usar el teléfono hoy día esta como pasado de moda. Nada más lejos de la realidad. Como hemos dicho en el punto anterior, por internet hay muchos detalles que se nos pueden escapar, y tener al otro lado un operador o agente comercial puede ser de gran ayuda.  Algunos consejos:

  • Para poder comparar correctamente las diferentes pólizas debemos darles los mismos datos al agente comercial. Es decir, no podemos decirle a uno que el valor de nuestra vivienda es de cien mil euros, y al siguiente decirle que vale ciento cincuenta, por ejemplo. Debemos comparar sobre la base de los mismos datos a todas las compañías.
  • Anota el nombre del agente comercial, su teléfono o forma de contacto. Esto es importante ya que si nos surgen dudas al comparar su póliza con la de otra compañía siempre podremos ponernos en contacto con él/ella para que nos lo aclare correctamente y tomar así la mejor decisión posible.
  • Exige que te envíen una propuesta de seguro por escrito. Las palabras se las lleva el viento, ya se sabe que es mejor contar con la información por escrito siempre.

3.- Mediante agentes comerciales o corredurías de seguros. Sin duda una excelente opción. Una buena correduría de seguros hará las comparaciones precisas entre pólizas de forma profesional e íntegra, dándonos en todo momento la mejor opción. Es importante añadir que mientras más importante sea esta empresa mejor nos irá a los consumidores finales, ya que suelen contar con acuerdos personalizados con todas las aseguradoras y eso se traduce en mejores ventajas para sus clientes: nosotros.

 

Como pueden ver, saber comparar bien las diferentes pólizas de seguros es una buena forma de ahorrar dinero y sobre todo, disgustos a posteriori. Esperamos que este post os haya ayudado a tener en cuenta detalles importantes a la hora de contratar una nueva póliza de seguros

Estos post también te pueden interesar