Seguros de vida
negocios

¿Esta realmente asegurada mi empresa?

El incendio y destrucción de la fábrica de Campofrío en Burgos ha puesto en patentiza como cualquier clase de negocio es frágil a hechos poco probables, como que un fuego casual acabe con una factoría llevando a un arduo problema económico a la compañía –caída de producción, capacidad de hacer en frente de los pedidos,…- y a sus trabajadores, con la pérdida del puesto.

Desafortunadamente esto es más frecuente de lo que pensamos. En verdad, todas y cada una de las semanas tenemos catástrofes como esta en muchas empresas, aunque pasan más inadvertidas siendo de menor magnitud. Asimismo son muy comunes los inconvenientes que pueden ocurrir por circunstancias meteorológicas como inundaciones o bien como sucedió hace apenas unos meses por los efectos de las mareas sobre decenas y decenas de negocios en el norte de España. Mas no solo pensemos en el efecto directo. Volvamos al caso de Campofrio. Alén del gran reto para la propia empresa, de regresar a edificar su factoría y entregar trabajo estable a sus empleados, muchos negocios se han visto perjudicados por la vía indirecta, desde el que provee la materia prima hasta el que transporta el producto final. ¿Y si en vez de perder el usuario por circunstancias extrañas como este incendio se hubiese producido por una resolución de la compañía de prescindir de sus servicios? En un caso así tendríamos exactamente el mismo peligro, mas diferentes causas, que llevan a asimismo diferentes soluciones.

Planear unas finanzas de crisis

La primera planificación que debe tener la compañía es financiera buscando la aptitud de su negocio a largo plazo solucionando los obstáculos que puedan conminarlo a corto plazo. Para esto, debe sostener en lo posible un flujo creciente de ingresos por la prestación de servicios o bien compra y venta de productos y intentar no tener descensos continuos que conminen la supervivencia de la compañía.
Entre los puntos más esenciales, en especial para Pymes y autónomos, está en diversificar, lograr el mayor número de clientes del servicio. Con esto, lograremos reducir peligros tan esenciales para la tesorería y desarrollo de la compañía como retrasos en los pagos, insolvencias o bien en el caso más extremo pérdida del usuario. Si la mayor parte de nuestra facturación depende solo de un cliente del servicio, sus inconvenientes financieros se trasladarán de manera rápida a nuestro negocio, si tenemos por poner un ejemplo diez clientes del servicio, repartiendo el diez por ciento de facturación entre todos, va a ser más simple solucionar estas contrariedades.

En ocasiones esto no es posible, o bien si el inconveniente no es de una compañía particularmente sino más bien económico por norma general y afecta a muchas ¿Qué podemos hacer? Lo idóneo, nuevamente es tener ciertos recursos propios –provisiones, reservas,…- que nos dejen hacer frente financieramente a exactamente las mismas. Si no los tuviésemos, habría que recurrir a la financiación extraña, costosa y en estos años complicada de percibir. Tener la posibilidad de una línea de crédito o bien de financiación a corto plazo para solucionar inconvenientes puntuales es esencial para poder seguir la marcha de nuestro negocio.

estudio económico

Seguros para las circunstancias excepcionales

El seguro es la herramienta esencial para la cobertura de circunstancias excepcionales extrañas a la marcha económica del negocio. Con una pequeña prima, vamos a tener grandes coberturas en el caso de imprevisibles de esencial calado.

¿Qué seguros interesa tener como negocio? Va a depender mucho del campo económico en el que nos movamos:

– Si tenemos un comercio va a ser esencial tener un seguro completo de comercio que no solo cubra el incendio, sino más bien todo género de coberturas esenciales para nuestra actividad: cerraduras, rupturas de luna, daños por agua… al paso que un profesional autónomo, lo va a tener en la mayor parte de los casos cubiertos con el seguro del hogar donde tenga su despacho.
– Si se viaja mucho, los seguros para coche han de ser lo más completos posibles, cubriendo no solo reparaciones sino más bien substitución de vehículo que nos deje proseguir con la actividad comercial. Para desplazamientos en otros medios, en especial en aeroplano, el seguro de viaje que deja cancelaciones y cubre circunstancias como pérdidas de conexiones, es esencial.
– Si nuestra actividad puede llevar a daños a terceros, el seguro de responsabilidad civil es obligatorio. Pensemos no solo en médicos, abogados sino más bien asimismo en negocios de construcción, arquitectos….

En suma, examinemos bien los peligros a los que nos podemos enfrentar y gastemos el dinero preciso para procurar que condicionen lo menos posible a nuestro negocio.

Estos post también te pueden interesar