seguros para farmacia y parafarmacia
Coberturas y Seguros

Los seguros para Farmacias y Parafarmacias

Hace ya un tiempo que la tecnología ha llegado a los negocios y comercios españoles. Centros comerciales con conexión WiFi, comercios que crean perfiles en redes sociales para promocionarse o bien establecimientos que han introducido la robotización. Un caso de ello son las farmacias. En los últimos tiempos, muchos de estos establecimientos han robotizado la dispensación de fármacos. Esto es, han reemplazado los viejos guardes en los que el vendedor debía entrar a buscar el fármaco recetado, por un robot que escanea el código de la receta y de manera automática, en solo unos segundos, se lo da al dependiente.

seguros para farmacia y parafarmacia

La introducción de esta clase de tecnologías en las farmacias ha sido positivísima para progresar factores como la seguridad, en tanto que ha reducido el fallo humano del farmacéutico en el momento de dispensar las medicinas. Además de esto, ha agilizado el proceso de venta y ha tolerado optimar el espacio de los guardes. Sin embargo, el mantenimiento de esta clase de máquinas es bastante costoso y si ocurriera un siniestro, el costo de reparación ascendería a cifras astronómicas.

Por esta razón, existen seguros de comercio expertos en farmacias y parafarmacias que se hacen cargo de cubrir las posibles averías de los robots en la cobertura de avería de la maquinaria. En esta garantía asimismo se puede incluir otro género de dispositivos como los ordenadores. Además de esto, estas pólizas dan coberturas en otros siniestros concretos como los fármacos refrigerados y otros más generales como la garantía de daños materiales o bien hurtos.

Recursos refrigerados
En una farmacia o bien parafarmacia existen determinados fármacos o bien productos que se deben sostener refrigerados para su adecuada conservación. Por esta razón, una póliza para comercio puede cubrir el deterioro de los fármacos y mercaderías caso de que se genere una avería en las cámaras frigoríficas o bien un corte de luz.

Paralización de la actividad
Las pólizas de comercio cuentan por norma general con coberturas que aseguran una indemnización diaria en el caso de que se paralice el negocio por culpa de un siniestro cubierto por las garantías de daños materiales y hurto. En el caso de las farmacias, puede cubrir la pérdida de beneficios de producirse un daño eléctrico cubierto por la póliza, por poner un ejemplo, y no pueden expedirse los fármacos a través de una receta electrónica.

Daños materiales
Los daños materiales acostumbran a ser una de las garantías centrales de los seguros para comercios. En esta cobertura se incluyen los perjuicios en el negocio producidos por siniestros como los incendios, daños por agua o bien rupturas. Por servirnos de un ejemplo, con esta cobertura, ciertos seguros se hacen cargo de cubrir las recetas en papel que resultan dañadas por un siniestro cubierto por la póliza y que están pendientes de ser cobradas a la seguridad social.

Seguro de Hurto en Farmacias y Parafarmacias
El hurto es otra de las primordiales garantías de un seguro de comercio. En dependencia de las condiciones, acostumbra a incluir la sustracción del contenido, como los fármacos y el hurto de recetas en el establecimiento.

Por otra parte, asimismo acostumbra a incluir el hurto de dinero en efectivo y los talones, como los recursos del asegurado, empleados y clientes del servicio en el local que puedan ser atracados.

La Responsabilidad Civil en Farmacias y Parafarmacias
La Responsabilidad Civil (RC) es una cobertura común en los seguros de comercio. La RC más frecuente es la de explotación, que resguarda a terceras personas de los daños a terceros que pueda ocasionar el empresario o bien los empleados del negocio mientras que efectúan su trabajo. En un negocio como una farmacia o bien parafarmacia en el que se dispensan fármacos y productos como productos cosméticos, se acostumbra a contratar la Responsabilidad Civil de Productos, que cubre los daños personales o bien materiales siempre y cuando tengan su origen en la venta o bien suministro de un producto.

Por otra parte, la Responsabilidad civil locativa es una cobertura que cubre al empresario si no es el dueño del local. Esta garantía le cubre como arrendador en frente de los daños que pueda causar en el local del dueño. Por servirnos de un ejemplo, si ocurre una explosión. La Responsabilidad civil patronal resguarda al dueño del negocio caso de que sus trabajadores padeciesen lesiones o bien muriesen a consecuencia de un accidente de trabajo.

Estos post también te pueden interesar