Info General, negocios, Pólizas, Sin categoría

Los Seguros para Restaurantes

España es uno de los países con más bares y restaurantes del planeta. Concretamente, la media es de un bar por cada ciento treinta y dos ciudadanos, conforme el estudio Vínculo entre los ciudadanos y el bar efectuado por Coca-Cola. La cultura de calle, el buen tiempo y la rica gastronomía hacen que los restaurants formen una parte del cada día de los españoles. De esta manera lo prueban datos como que más de 2 tercios de los ciudadanos conocen el nombre del camarero de su bar de cabecera o bien que cerca de un treinta por ciento le dejaría las llaves de su casa como muestra de confianza.

Seguros para Restaurantes

Además de esto, el informe Hábitos de ocio de los españoles efectuado por Madison Market Research y Cerveceros de España señala que el sesenta y ocho por ciento de los madrileños salen a tomar cañas y tapas los días laborables. Por su lado, en la zona de levante, un cincuenta y ocho por ciento de valencianos prefiere salir a tomar unas cervezas para desconectar frente al resto que prefiere caminar o bien practicar deporte.

Tantos bares, cafeterías y restaurantes en España afianzan una demanda bastante extensa de seguros para Comercios que están expertos en hostelería. Por este motivo, muchas empresas de seguros ofrecen productos a la medida con coberturas a fin de que este género de locales resguarden sus peligros más esenciales. Las pólizas para restoranes acostumbran a cubrir 3 elementos claves: a los clientes del servicio, a los empleados, a los inmuebles o bien recursos y los daños que pueda causar a terceros. Para esto, usan una serie de coberturas como las de Responsabilidad civil (RC), hurto o bien accidentes que si bien pueden cambiar de una compañía a otra, acostumbran a ser las más habituales.

Seguro de Responsabilidad civil en un restaurante
Prácticamente todos los seguros de restauración incluyen coberturas en materia de Responsabilidad civil. Al ejercer la actividad profesional, un chef, camarero o bien aun el local pueden provocar un perjuicio a un tercero. Por servirnos de un ejemplo, un fallo o bien una negligencia en la preparación de el alimento pueden ocasionar intoxicaciones a los clientes del servicio. Por esta razón, la cobertura de RC cubre a los asegurados en frente de los daños que puedan causar a terceros. En un restorán se puede cubrir diferentes géneros de Responsabilidad civil:

Responsabilidad civil patronal: esta clase de cobertura se hace cargo de resguardar al dueño del negocio asegurado en frente de los daños que pueda causar a sus trabajadores. De este modo, la empresa de seguros compensaría las reclamaciones que efectuasen los asalariados víctimas de accidentes de trabajo en los que el empresario hubiera podido tener culpa. Por poner un ejemplo, la demanda de un empleado que tenga un incidente en una cocina sin las medidas de seguridad requeridas.

Responsabilidad civil de producto: en un caso así la compañía se ocuparía de indemnizar a los clientes del servicio de un restaurant asegurado por haber sufrido daños causados por productos alimenticios producidos en el local. Esto ocurre, por poner un ejemplo, cuando se sirve un pescado o bien carne en mal estado y se provoca una intoxicación al comensal.

Responsabilidad civil de Explotación: se trata de una cobertura de RC general, que responde de los daños materiales o bien personales producidos a terceros. Por servirnos de un ejemplo, si un cliente del servicio entra en el local y se resbala pues el suelo esta mojado, los daños que pudiera padecer estarían cubiertos por esta garantía.

Responsabilidad civil locativa: en un restorán ubicado en un local de alquiler, esta cobertura cubre al empresario arrendador en frente de los daños que pueda causar en el local. De esta forma estaría protegido en frente de las reclamaciones del inquilino.

Cobertura de daños en el contenido y el continente
La mayor parte de seguros para restaurantes tienen entre sus garantías coberturas para el continente y el contenido en el caso de incendio, caída de rayos, explotes, fenómenos de la naturaleza e inclusive inundaciones. Primeramente hay que tener claro que el continente es la estructura física del edificio del comercio, o sea, los cimientos, muros, instalaciones fijas del local como la eléctrica o bien la calefacción, pinturas, e inclusive elementos fijos como las plantas. Por otra parte, el contenido se refiere a los recursos que se hallan dentro del edificio como el moblaje, la mercadería, los recursos de terceros o bien los objetos de valor.

Incendios
Generalmente las compañías que cuentan con la garantía de incendios en sus pólizas para restoranes se hacen cargo de cubrir los daños materiales por la acción directa del fuego en recursos asegurados. En esta cobertura se podría indemnizar asimismo al asegurado por los daños en los productos, provocados en el momento de extinguir el incendio, como por poner un ejemplo, el deterioro del moblaje o bien los comestibles por el empleo de espuma por la parte de los bomberos.

Explosión, implosión o bien caída de rayos
Las pólizas asimismo acostumbran a incluir en su condicionado la cobertura de los daños materiales en los recursos ocasionados por una explosión, implosión o bien caída de rayos. La garantía se acostumbra a aplicar si bien no ocurra un incendio siguiente.

Daños por agua
Existen coberturas que se hacen cargo de asegurar la indemnización por los daños materiales directos causados por el agua a los recursos asegurados. Estos daños pueden causarse por un pinchazo de las tuberías, rupturas de las cañerías, escapes o bien goteras provenientes de locales anexos o bien superiores. Existen empresas de seguros que asimismo contemplan en su condicionado la indemnización en el caso de que, por olvido, no se cierren los grifos o bien las llaves de paso de agua.

Fenómenos naturales
Habitualmente se garantizan los daños materiales ocasionados de manera directa por la acción de la lluvia, pedrisco, nieve y viento, siempre y cuando los siniestros ocasionados por estos peligros no tengan la consideración de fenómenos expepcionales, en tanto que en un caso así sería el Consorcio de Compensación de Seguros el responsable de cubrirlos y no la aseguradora.

Daños eléctricos
La cobertura por daños eléctricos es común en los seguros para restoranes. Este género de garantía cubre los daños que padezcan las instalaciones eléctricas y sus accesorios por motivos como las corrientes anormales, cortocircuitos, caída de un rayo, etcétera

Cobertura por hurto
La cobertura por hurto y expoliación acostumbra a estar incluida en las pólizas para un restorán o bien bar. A través de esta garantía se resguarda el negocio asegurado de los daños materiales y pérdidas por la desaparición o bien destrucción de los recursos a raíz de un hurto. Muchas pólizas distinguen el contenido del continente en la cobertura por hurto. Por esta razón resulta conveniente comprobar el condicionado, puesto que puede darse el en el caso de que alguno de estos elementos no esté incluido y en el caso de hurto no ser indemnizado.

Al asegurar el contenido, es conveniente tomar en consideración asimismo qué condiciones deben darse para percibir indemnización en el caso de padecer hurto de dinero en el restaurant. Hay pólizas que distinguen si el efectivo estaba en la caja registradora o bien no para establecer la cuantía de la compensación. Otra de las garantías que puede incluir la cobertura por hurto es la expoliación a los transportistas, siempre que el contenido esté incluido.

La infidelidad de empleados acostumbra a ser un peligro asegurado en las pólizas para restaurantes. Esta clase de garantía resguarda al asegurado de las pérdidas que padezca por culpa del hurto, malversación, desfalco o bien falsificación de sus empleados dados de alta en la Seguridad Social.

Deterioro de las mercaderías refrigeradas
Las mercaderías guardadas en neveras o bien cámaras refrigeradas asimismo se pueden asegurar en las pólizas de hostelería. Este género de cobertura garantiza las pérdidas o bien daños por el deterioro de los comestibles y productos en aparatos frigos del establecimiento. Las compañías acostumbran a indemnizar en estos casos siempre y cuando se genere una avería en la cámara, una elevación o bien descenso de la temperatura por un defecto del aparato, o bien aun un corte de energía eléctrica que paralice la actividad del aparato.

Estos post también te pueden interesar